lunes, 24 de abril de 2017

Una mexicana crea un mapa para que los feminicidios en su país no caigan en el olvido

"No me podía quedar cruzada de brazos ante la barbarie", dice María Salguero


“Mujer asesinada”, “mujer apuñalada”, “feminicidio”, “restos de mujer”, “cadáver de mujer”, “niña asesinada”, “mujer descuartizada”. María Salguero ha configurado la función de alertas de Google con etiquetas como las anteriores. Así, cada mañana, el buscador le notifica si se han registrado nuevos casos de feminicidios en México. La ingeniera geofísica, originaria de la capital del país, utiliza esa información para actualizar un mapa interactivo que registra los asesinatos de mujeres en territorio mexicano desde enero de 2016.
El proyecto personal comenzó con la página web Los feminicidios en México, cuenta Salguero a Verne vía telefónica. Ahí aparece el primer mapa que creó, cuya información está segmentada en categorías como Rango de edad de las víctimas, Relación del feminicidio con la víctima, Modo en que fueron asesinadas, Escenario del crimen y Estatus del feminicida. Sin embargo, explica, esta primera herramienta sólo permite la visualización de datos por regiones. En Ciudad Juárez, por ejemplo, se puede ver un círculo rojo con 459 casos registrados.
Con el objetivo de visualizar caso por caso, Salguero trasladó la información al mapa de Google que se muestra más arriba. Las cruces en círculos rojos corresponden a los 1985 casos registrados en 2016. Las cruces en círculos morados dan cuenta de 369 crímenes cometidos entre enero y marzo de 2017. Al hacer click en cada marcador, la información de la víctima y del presunto asesino aparece en una pestaña del lado izquierdo de la pantalla.
Salguero, de 38 años, comenzó a hacer activismo en las redes desde los inicios de Twitter en México. A través de su cuenta @Princesabathory -donde hoy tiene más de 11.000 seguidores- abrazó causas diversas, como la tragedia de los 49 menores que murieron quemados en la guardería ABC. Ella y otros usuarios organizaron marchas y recolectaron firmas para que el entonces presidente Felipe Calderón se reuniera con los padres de las víctimas.
“Una vez que empiezas a hacer activismo y te pones a ayudar, dan ganas de seguir haciéndolo y no sólo de salir a marchar”, cuenta Salguero, cuya formación en Ingeniería Geofísica le dio las herramientas para trabajar con mapas y datos. Es algo que disfruta hacer, por eso le dedica de tres a cuatro horas al día sin recibir nada a cambio. “Hay que ser empáticos con las víctimas: no me podía quedar cruzada de brazos ante la barbarie”, comenta sobre la motivación detrás de su proyecto.


Una protesta contra los feminicidios en Puebla, en febrero de 2016.. Hugo Ortuño
Además de utilizar las alertas de Google, Salguero revisa a diario la nota roja de algunas publicaciones locales: El Gráfico, de la Ciudad de México, el Periódico Central de Puebla, o el diario A fondo, del Estado de México. “Muchos de estos medios ya tienen sensibilidad para titular, pero muchos otros no”, advierte la autora del mapa de feminicidios, quien recuerda titulares como “Souvenirs en el desierto” para referirse al hallazgo de una mujer asesinada.
El Modelo de Protocolo de investigación de ONU Mujeres define feminicidio como “la muerte violenta de mujeres por razones de género, ya sea que tenga lugar dentro de la familia, unidad doméstica o en cualquier otra relación interpersonal, en la comunidad, por parte de cualquier persona, o que sea perpetrada o tolerada por el Estado y sus agentes, por acción u omisión”.
Con base en esta definición, Salguero recolecta la información y la vuelca en sus mapas. También le da seguimiento a los casos ya registrados, para actualizar los datos si es necesario. Por ejemplo, si se llega a conocer la identidad de una víctima o si cambia el estatus legal del presunto asesino. La intención de la activista es que su proyecto siga creciendo, al añadir información de años anteriores o incorporar nuevas categorías que permitan otorgarle mayor sentido humano a las cifras.
Hasta hoy, solo un caso entre más de 2.000 cuenta con una fotografía e historia personal de la víctima. Se llamaba Daniela Jiménez Covarrubias y tenía 15 años cuando su amigo la mató a puñaladas por negarse a besarlo. Tiempo después, la madre de Daniela contactó con la autora del mapa de feminicidios para agradecerle por contribuir a visibilizar el caso de su hija. Salguero le pidió que escribiera un texto para recordarla, el cual se puede leer en la página del proyecto.
María Salguero dice que tuvo pesadillas recurrentes durante los primeros meses que trabajó en Los feminicidios en México. Hoy son menos frecuentes los malos sueños, pero la información trágica que revisa a diario todavía le causa malestar. Cuando eso sucede, la activista abandona por un rato el trabajo y se va a dar la vuelta en bicicleta.
Sigue a Verne México en FacebookTwitter e Instagram y no te pierdas tu ración diaria de maravillas de Internet.

domingo, 16 de abril de 2017

Poner El Cuerpo, Sacar La Voz 3.0 Acción Colectiva

  • Sábado, 29 de abril de 10:00 a 12:00
  • Monumento a la Revolución

Como 2da etapa de Poner el cuerpo, Sacar la voz 3.0, abrimos una convocatoria pública para generar una acción colectiva (happening) en el espacio público buscando reunir al menos 800 mujeres y hombres para construir con su cuerpo la cifra de feminicidios ocurridos en México, fenómeno social agravado desde hace tres décadas. Según cifras oficiales del INEGI, son ya más de 42 mil mujeres asesinadas. 

Buscamos visibilizar la omisión del Estado ante el alarmante hecho que la ONU dio a conocer: 7 mujeres son asesinadas diariamente en México. 

Esta acción de protesta colectiva tendrá lugar en la plaza del Monumento a la Revolución. 
A esta acción convocan:

Crew A Pie de calle.
OvniBus Roma
José Luis Rubio (activista)
Nuestras Hijas de Regreso a Casa.
Familia de Nadia Muciño Márquez ( joven asesinada por su esposo en Edo. de Mex.)
Familia de Maricarmen (niña de 16 años asesinada en Chiapas)

miércoles, 12 de abril de 2017

“Poner el cuerpo sacar la voz”, a los altos índices de feminicidios


Ciudad de México 11 de abril de 2017.- Diversas organizaciones y coletivos convocan el próximo sábado 29 de abril a las 10:00 horas en la plaza del monumento a la Revolución a protestar por los altos índices de violencia contra las mujeres.
Poner el cuerpo, Sacar la voz 3.0, tiene como objetivo reunir aproximadamente a 800 mujeres y hombres para que juntos construyan la cifra de feminicidios que ocurren en México, ya que cifras oficiales del INEGI arrojan que son ya más de 42 mil mujeres asesinadas. Además, buscan visibilizar la omisión por parte del gobierno ante esta problemática.
Las estadísticas arrojan que “siete mexicanas son asesinadas cada día, sólo un 25% de los casos son investigados como feminicidios” Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF).
En lo que va del año en Michoacán se han registrado 28 feminicidios, en Puebla 28 feminicidios, siendo 6 las asesinadas en los primeros días de abril, en Colima son asesinadas cinco mujeres cada mes, siendo 15 las asesinadas en lo que va del año, según información del Centro de Apoyo a la Mujer (CAM). En cuanto a los diferentes municipios del Estado de México se han registrado 72 feminicidios, el último registrado el 9 de abril en el estado de Ecatepec
Para mayor información del evento checar el siguiente enlace: https://goo.gl/ZxVrT3
Convocan:
Crew A Pie de calle.
OvniBus Roma
José Luis Rubio (activista)
Nuestras Hijas de Regreso a Casa.
Familia de Nadia Muciño Márquez (joven asesinada por su esposo en Edo. de Mex.)
Familia de Maricarmen (niña de 16 años asesinada en Chiapas)

jueves, 6 de abril de 2017

Suben feminicidios y no encienden alerta

Entre 2011 y 2014 ocurrieron al menos 2 mil 505 feminicidios en el País, pero en ningún Estado se decretó la Alerta de Violencia de Género


jueves, 23 de marzo de 2017

miércoles, 15 de marzo de 2017

Comité Central del Colectivo La Bohemia Subterránea


Pronunciamiento

El colectivo La Bohemia Subterránea exigimos trato digno para la compañera, defensora de los derecho humanos, María luisa García Andrade, en cuanto a la seguridad a que está obligado el Estado proporcionarle, debido a los amenazas y atentados de muerte que la compañera ha recibido por su activismo dentro de la organización NUESTRAS HIJAS DE REGRESO A CASA. Como es sabido, desde el feminicidio de su hermana, el incendio provocado de su casa en Ciudad Juárez y el atentado en su contra en el Estado de México, la compañera se ha visto imposibilitada de tener una vida digna, para ella y su familia, y ha padecido la minimización de su caso por parte de las autoridades encargadas de proporcionarle apoyo.

Pedimos a compañeros, colectivos, organizaciones y pueblo en general pronunciarse a favor de una estadía digna y la seguridad necesaria para el resguardo de la integridad física, psicológica y moral, de ella y su familia.

Comité Central del Colectivo La Bohemia Subterránea.

jueves, 9 de marzo de 2017

Respeto, igualdad y un mundo sin violencia, exigen mujeres en su día

  • ‘‘El silencio, ruido de fondo del machismo y la injusticia’’, expresan en marcha
  • Demandan hacer realidad los derechos de la población femenina y que no sea sólo frase hueca

Según las organizadoras, 10 mil personas marcharon ayer del Ángel al Hemiciclo a JuárezFoto Yazmín Ortega Cortés
Foto
Ciudad de MéxicoFoto Yazmín Ortega Cortés
Foto
En Paseo de la ReformaFoto Marco Peláez
Foto
Frente al Hemicilo a JuárezFoto Marco Peláez
Fernando Camacho
 
Periódico La Jornada
Jueves 9 de marzo de 2017, p. 4
Las mujeres pueden mover al mundo, pero sin ellas nada se mueve. Con esa idea central, miles de personas marcharon y alzaron la voz ayer en la capital mexicana para exigir que el respeto a los derechos de la población femenina y la igualdad se vuelvan realidad, y no solamente una frase que se repite el 8 de marzo de todos los años.
Desde temprano, varias movilizaciones se hicieron sentir con motivo del Día Internacional de la Mujer. Al mediodía, estudiantes, académicas y ciudadanos sin ninguna filiación política comenzaron a reunirse alrededor del Ángel de la Independencia para sumarse a las protestas que se realizaron en decenas de ciudades de todo el mundo.
Aunque muchas de las asistentes recalcaron que este día no es una celebración, se percibía un ambiente alegre por congregarse y salir a la calle a exigir lo que consideran justo: alto a los feminicidios, al acoso callejero y laboral, respeto a sus derechos sexuales y reproductivos, y equidad plena.
Conforme se acercaba la hora fijada para la marcha, las cinco de la tarde, se iban sumando miles de hombres y mujeres de organizaciones feministas, sociales, populares y sindicales, con mantas y pancartas donde denunciaban que el machismo y el patriarcado siguen siendo un lastre que cobra miles de vidas.
También se hizo presente un grupo de mujeres transexuales, transgénero y travestis, quienes exigieron el cese de los crímenes de odio y el reconocimiento de sus derechos, en un entorno donde crece la intolerancia hacia grupos de diversidad sexual.
Antes de iniciar la caminata hacia el Hemiciclo a Juárez, las manifestantes realizaron una valla humana alrededor de la Victoria Alada para visibilizar sus demandas. Cada pancarta y cada consigna era un grito y una exigencia: ‘‘Hasta que la dignidad se haga costumbre’’, ‘‘No queremos flores, queremos derechos’’, ‘‘Somos mujeres creativas, organizadas y sin miedo’’, ‘‘Tiemblen los machistas, que América Latina será toda feminista’’.
Como suele ocurrir con otras marchas, mientras los contingentes avanzaban por Paseo de la Reforma se iban nutriendo de más personas que se sumaban a la caminata, muchas portando banderas o prendas moradas, color que identificó las movilizaciones de este día.
Según algunas de las organizadoras, a la movilización asistieron más de 10 mil personas, mientras que las autoridades capitalinas calcularon 7 mil. Esta vez la marcha estuvo encabezada por las madres de los 43 estudiantes de la Normal de Ayotzinapa, desaparecidos desde septiembre de 2014, así como familiares de víctimas de feminicidio, sobre todo del estado de México y Ciudad Juárez.
Foto
En la capital mexicanaFoto Yazmín Ortega Cortés
La multiplicidad de voces en la caminata era grande. Ahí estuvo Karina, servidora pública, quien consideró que la marcha sirve para demostrar que ‘‘sin las mujeres no podemos seguir’’, además de visibilizar la importancia que tiene su trabajo para toda la sociedad.
También estuvo Chimalma, ciudadana sin militancia política, para quien ‘‘se ha avanzado muy poco en el respeto de los derechos de las mujeres. Aparentemente ya nadie es machista, pero en el fondo, siguen siéndolo’’.
Quien probablemente no hubiera participado en la marcha de ayer es Mayra Jorge, de no ser porque el asesinato de su hija Martha, hace tres años –a manos del novio de la joven–, la hizo cobrar conciencia de la forma más dolorosa sobre la vulnerabilidad en la que viven las mujeres en México de forma cotidiana.
‘‘Todo mundo vemos de lejos el dolor de las otras personas y nunca creemos que vamos a estar de este lado. Hasta el día que nos pasa, entendemos la importancia de todo este tipo de movimientos’’, dice la mujer, que porta la foto de su hija en su playera.
En medio de una lluvia ligera, que no logró desanimar a las y los manifestantes, alrededor de las 19:30 horas los contingentes llegaron finalmente al Hemiciclo a Juárez, donde ya estaba instalado un templete para realizar el mitin con el que concluyó la jornada por el Día Internacional de la Mujer.
‘‘Pondremos la luz y apagaremos las sombras, y será la ilusión la que sustituya a la tristeza de la desesperanza. El silencio es el ruido de fondo del machismo y su violencia, y ahora lo vamos a acallar con el sonido de la acción frente a la injusticia”, leyó con voz emocionada Irinea Buendía, madre de Mariana Lima, víctima de feminicidio, en medio de aplausos de los asistentes a la marcha.
De igual forma, a propósito del paro de mujeres que se llevó a cabo en decenas de países, las asistentes enfatizaron que al unirse a esta acción ‘‘unimos nuestras voces contra el feminicidio, dolor cotidiano de esta región; contra el racismo, que afecta principalmente a las mujeres; contra la lesbofobia y transfobia, responsable de tantos crímenes’’ de odio.
Aunque en términos generales la marcha se desarrolló con tranquilidad, hubo un roce entre manifestantes de una organización popular que querían incorporar un autobús a los contingentes y varias mujeres que les reclamaron por ello.
(Con información de Jessica Xantomila)

Tardará siglo y medio la igualdad de la mujer

Enrique Galván Ochoa

Unos 170 años es lo que tardará en ser realidad la igualdad económica entre hombres y mujeres; sería hacia el año 2187 que las mujeres cobrarían lo mismo que los hombres, según el informe Global Gender Gap Report 2016, del Foro Económico Mundial. ¿Y no habrá algún mecanismo que adelante los tiempos? Por otro lado, las mexicanas querrían que no las sigan matando impunemente desde ahora. La lucha por conseguir igualdad dentro de los diferentes ámbitos –social, político, laboral– se hizo presente este 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer. Por primera vez en la historia, se convocó a un Paro Internacional de Mujeres en más de 50 países. En México se realizaron movilizaciones en distintas ciudades de la República.

Funciones de MUJERES DE ARENA, en el marco del Día internacional de la Mujer


#Solidaridad #NiUnaMás #NiUnaMenos #Feminicidios #TeatroÚtil

- Villa Angostura #Argentina
- Cámara de diputados #CDMX
- Providence #EEUU
#Matamoros #Tamaulipas
#Zacatecas
#Mérida #Yucatán
- Ciudad del Carmen #Campeche
#Morelia #Michoacán
- Río Grande, Tierra del Fuego, #Argentina
- #CDMX
#Puebla
#Salamanca #Guanajuato


miércoles, 8 de marzo de 2017

Marcha 8M: Paro Internacional de Mujeres


Asesinan a más de seis mujeres al día en 2015

jueves, 23 de febrero de 2017

Obra de Teresa Margolles en Madrid


Madrid. Una mujer camina frente a la obra de Teresa Margolles instalada en la Feria Internacional de Arte Arco de Madrid. La intervención consiste en un “collage” de fotos con rostros de mujeres desaparecidas en Ciudad Juárez. Foto Ap / Daniel Ochoa de Olza

lunes, 20 de febrero de 2017

Jornada Político-Cultural - CDMX

#NiUnaMenos

Lilia Alejandra desaparecida hace 16 años en Ciudad Juárez y luego encontrada sin vida y con signos de tortura, es hija de Norma Esther Andrade, fundadora de "Nuestras hijas de regreso a casa". Norma, familares y amigos no han dejado de exigir justicia.

Este 20 de febrero se llevará a cabo una Jornada Político-Cultural en memoria de Alejandra y las víctimas del #feminicidio de este país.

Mujeres asesinadas

Norma notificó la desaparición de su hija rapidamente, pensaba que podía haber sido asaltada o incluso atropellada en “su regreso a casa”. Lilia Alejandra García Andrade trabajaba en una maquila para sacar adelante a Jade y Kaleb, su hija e hijo. Fue un 14 de febrero cuando salió por última vez de su casa con dirección al trabajo. Su familia la encontraría asesinada en un lote baldío siete días después.
Loa días que permaneció secuestrada, Norma Andrade encabezó su búsqueda de la mano de dos mujeres valientes: Marisela Ortiz y Malú García. Emprendieron una movilización que las llevó a recorrer calles volanteando, preguntando, siempre con una foto amplificada para que la gente pudiera reconocerla.

FOTO: Twitter.com/Lol kin Castañeda
La tiraron entre la arena, en ese desolado desierto de la periferia de Ciudad Juárez. El cuerpo de Lilia Alejandra mostraba claras evidencias de la tortura de la que fue objeto, violaciones tumultuarias, golpes, estrangulamiento. Con un poco de ropa y envuelta en una sábana, tenía materia orgánica que debió ser preservada y analizada inmediatamente para identificar a los responsables y hacer justicia. Eso no sucedió, se perdieron las pruebas garantizando a los responsables absoluta impunidad.
Que las familias sean quienes encabecen las búsquedas de su familiar ante la omisión de las autoridades, ha sido una de la constantes en México. Norma tuvo que elegir levantar la voz y exigir justicia, con ese valor dio inicio a “Nuestras hijas de regreso a casa” y comenzaron a acompañar a otras familias.
Ellas han pagado el costo. Como si no bastara la impunidad, Norma, Marisela y Malú han sido amenazadas, perseguidas y acosadas. La sede de la organización fue objeto de allanamiento, robos, incendio en el intento de desalentar que continuaran con los casos. Marisela vivió un atentado y pudo salir exiliada. Malú logró dejar a tiempo su hogar. Norma se resistió a vivir con miedo y permaneció en su hogar hasta que intentaron asesinarla afuera de su casa y en presencia de Jade. Logró sobrevivir y contra su voluntad, fue obligada al destierro, lejos de su casa, su tierra y su cultura para radicar en la Ciudad de México en donde unas semanas después, volvería a ser víctima de otro atentado.
16 años han pasado del asesinato de Lilia Alejandra y las historias se acumulan, cambia el nombre, la edad, el origen, la profesión e incluso ahora, el lugar de los hechos. No son asesinos seriales, la única constante es la impunidad. El Estado Mexicano ha asumido parcialmente la responsabilidad del caso, a causa de la sentencia de “Campo Algodonero”, sin embargo sigue sin hacerse justicia. Cuando conocemos las cifras de feminicidios en esa misma entidad y vemos el fenómeno extendido al Estado de México, Chiapas, Ciudad de México y otras entidades, sabemos que hace falta mucho por hacer. Por ahora, recuperemos la memoria de Lilia Alejandra. ¡Que el miedo no propicie el olvido!

viernes, 17 de febrero de 2017

12 mujeres víctimas de feminicidio en Ciudad Juárez

De enero al 16 de febrero del 2017 un total de 12 mujeres han sido víctimas de feminicidio en Ciudad Juárez.
Programa de monitores e investigación.
Red Mesa de Mujeres.

jueves, 16 de febrero de 2017

Contra la impunidad y el olvido: Lilia Alejandra García Andrade


CONTRA LA IMPUNIDAD Y EL OLVIDO. Al rescate de la memoria histórica. Tenemos derecho a conocer nuestra historia y los hechos ocurridos en cada lugar que pisamos. Durante años se ha intentado invisibilizar y minimizar el feminicidio... y aunque fueron asesinadas, ellas, nuestras hijas, las de ustedes, las de todxs, vivirán mientras las nombremos, y más aún cuando la justicia está ausente.

Norma Esther Andrade se propuso colocar con otras madres y padres, memoriales que explican qué pasó, en cada lugar de Ciudad Juárez donde fueron encontrados los restos de cada niña o mujer víctima de feminicidio. El memorial a Alejandra se colocó el día de 14 de febrero de 2015 en el predio donde Lilia Alejandra García Andrade fue encontrada después de una semana en que fue secuestrada, torturada y asesinada. NI PERDÓN NI OLVIDO!

miércoles, 15 de febrero de 2017

Señaladas por elevada violencia de género, 21 entidades del país, según cifras oficiales

  • Este año se agregaron a la lista Zacatecas, Colima, Oaxaca y Campeche
  • En Edomex, Chiapas, NL, Morelos, Michoacán y Veracruz Gobernación declaró alerta
Fabiola Martínez
 
Periódico La Jornada
Miércoles 15 de febrero de 2017, p. 13
En lo que va del año, cuatro estados fueron agregados a la lista de zonas de alto grado de violencia contra las mujeres, según las advertencias expuestas por grupos civiles. En este blanco de atención se encuentran ya dos terceras partes de las entidades del país.
Con base en las solicitudes de organizaciones no gubernamentales, cuyo objetivo es la emisión de una alerta de género, las situaciones particulares serán analizadas por equipos académicos multidisciplinarios a escalas local y nacional.
Los estados en revisión son Zacatecas, Colima, Oaxaca y Campeche, con lo cual la mayoría de las entidades están en la mira por esta problemática.
Los especialistas emitirán conclusiones temáticas relacionadas con acceso a la justicia, capacitación, protocolos de investigación, reducación de agresores y transformación de patrones socioculturales, reparación del daño, banco estatal de datos, suficiencia presupuestal, fortalecimiento del sistema estatal de violencia y órdenes de protección, entre otros.
Antes, con base en la norma anterior de la ley en la materia, fueron declaradas con alerta de violencia de género el estado de México, Chiapas y Nuevo León.
Con el reglamento vigente, hasta diciembre pasado la lista estaba integrada por Baja California, Guanajuato, Guerrero, Michoacán, Morelos, Nayarit, Puebla, Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tabasco y Veracruz (aquí hay dos vertientes, una por violencia feminicida y otra por agravio comparado).
Por tanto, son ya 21 los estados señalados en algún momento con una situación delicada o grave en cuanto a agresiones a mujeres, en las distintas formas de violencia.
En seis ocasiones, la Secretaría de Gobernación ha emitido declaratoria de alerta de violencia de género, y en dos (Guanajuato y Baja California) los grupos de trabajo, donde participan instancias locales y federales, han determinado no declarar la alerta; en cambio se han emitido recomendaciones, cuya ejecución deberán demostrar los gobiernos estatales.
Además de los mencionados estado de México, Chiapas y Nuevo León, también han alcanzado el nivel de gravedad –y la consecuente alerta– Morelos, Michoacán y Veracruz. A la par, aún se carece de centros de justicia para el sector femenino en todos los estados.
En tanto, la Secretaría de Gobernación y la Comisión Nacional para Prevenir la Violencia contra las Mujeres (Conavim) emitieron dos manuales para el uso de lenguaje incluyente y no sexista, tanto en medios de comunicación como en la administración pública federal.
Con frecuencia, indica la Conavim en los citados documentos el lenguaje refuerza las relaciones asimétricas, desiguales y jerárquicas que se dan entre los sexos en cada sociedad.
Existe un uso sexista de la lengua en la expresión oral y escrita (en las conversaciones informales y en los documentos oficiales) que transmite y refuerza relaciones asimétricas, desiguales y jerárquicas que se dan entre los sexos en cada sociedad y que es utilizado en todos los ámbitos de la misma, dijo. Las propuestas pueden ser consultadas en el sitio: www.conavim.gob.mx

jueves, 9 de febrero de 2017

Lilia Alejandra García Andrade: 15 años de impunidad y lucha

14 de febrero...
XV AÑOS DE IMPUNIDAD, XV AÑOS DE LUCHA.
LILIA ALEJANDRA GARCIA ANDRADE.
NUESTRAS HIJAS DE REGRESO A CASA
2001-2016


miércoles, 8 de febrero de 2017

Malú no está a salvo

Por Olivia Zerón 

@oliviazeron
Reportera y conductora chilanga. Le gusta hacer televisión y radio. Con debilidad por conocer y contar historias de los demás. Ama el DF.

“Para mí no va a ser responsable el que me mató, para mí va a ser responsable el gobierno”, dijo Malú García. Su hermana fue desaparecida y asesinada en 2001 en Ciudad Juárez. La activista dejó Chihuahua porque fue amenazada. Su madre, Norma Andrade, fundadora de Nuestras Hijas de Regreso a Casa, tuvo que irse del país luego de un atentado. Malú vive ahora en el Estado de México, pero no está a salvo: el 26 de enero le dispararon a su camioneta cuando volvía a su casa en Metepec. No está a salvo, como tampoco lo estuvo Marisela Escobedo, asesinada en 2010 frente al Palacio de Gobierno de Chihuahua mientras exigía justicia por la muerte de su hija. No está a salvo, porque quienes defienden derechos humanos en México, por lo general, no lo están. Lo dijo bien claro el relator de la ONU, Michel Forst tras su visita a nuestro país. Van las siguientes preguntas, por si las autoridades ya lo olvidaron:
1. ¿Saben que Forst destacó que las defensoras son víctimas “de un patrón de ataques y violencia”?
2. ¿Saben que advirtió que hay un contexto de impunidad del 98 por ciento?
3. ¿Tienen presente que se refirió a la participación de policías municipales, estatales, federales y miembros de las fuerzas armadas en gran parte de las agresiones?
4. ¿Recuerdan que al entregar sus observaciones pidió un minuto de silencio por el defensor de bosques rarámuri asesinado, Isidro Baldenegro?
5. ¿Recuerdan que al mencionarlo dijo que su caso es “una muestra” de la “tendencia de muerte” que padecen los defensores?

martes, 7 de febrero de 2017

Las muertas que no se ven: el limbo de los feminicidios (Reportaje Especial)

Más de 10 mil mujeres han sido asesinadas en México desde 2012, pero menos del 20% han sido juzgados como feminicidios.

Fragmento del reportaje de Mexicanos contra la Corrupción, en alianza con el Internacional Center for Journalists (ICFJ) y Connectas
Los vacíos legales y la falta de unificación en el concepto legal de violencia de género han per-mitido que menos del 20% de los asesinatos violentos contra mujeres sean reconocidos como feminicidios, revela una investigación de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), en colaboración con la plataforma CONNECTAS y el Centro Internacional para Periodistas (ICFJ, por sus siglas en inglés).
En la investigación se solicitó a cada una de las Procuradurías y Fiscalías de los 32 estados, el número de homicidios dolosos violentos contra mujeres, y se pidió especificar la causa de la muerte, así como si los cuerpos tenían rastros de violencia sexual, mutilaciones y quemaduras.
Las autoridades estatales reportaron que de enero de 2012 a junio de 2016 habían sido asesinadas en forma violenta en todo el país 9 mil 581 mujeres, pero sólo 1,887 de esos crímenes fueron tipificados como feminicidios, que equivalen al 19 por ciento.
Con base en estos informes, al menos 7 mil 694 mujeres que fueron asesinadas a balazos, descuartizadas, violadas, asfixiadas o golpeadas hasta morir no fueran reconocidas como víctimas de feminicidios.
solicitudes_central
En el análisis de datos se identificó que algunas Procuradurías o Fiscalías tienen un subregistro de homicidios de mujeres; es decir, reportaron menos crímenes de los que en realidad ocurrieron.
Tan sólo entre 2012 y 2015, las Procuradurías estatales reportaron al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) 10 mil 203 homicidios de mujeres en todo el país, mientras que en la información entregada para esta investiga-ción, las mismas autoridades reconocieron en el mismo periodo 8 mil 555 asesinatos.
Es decir, reportaron mil 648 homicidios menos, que equivale a una diferencia de 19 por ciento. De acuerdo con las cifras recopiladas por MCCI, tan sólo en el primer semestre del año pasado fueron asesinadas en forma violenta otras mil 026 mujeres en el país.
Uno de los estados con subregistro de crímenes es el Estado de México. Según las cifras re-portadas al Inegi, entre 2014 y 2015 ocurrieron 770 homicidios de mujeres, en tanto que los informes entregados a MCCI sólo reconocieron 586 mujeres asesinadas, es decir, 31 por ciento menos.
Hoyos negros de la Ley
Los hoyos negros de los sistemas judiciales en México han provocado que, durante los últimos cuatro años, los responsables de asesinar de manera violenta a miles de mujeres –incluso des-cuartizadas o asfixiadas- no siempre sean procesados y, en su caso, castigados con hasta 70 años de prisión por feminicidios.
En este momento, quienes asesinan a mujeres a golpes o a cuchilladas, podrán obtener una pena menor –entre 20 y 25 años de cárcel- si por ejemplo alegan haber sufrido “una emoción violenta” por celos o enojo incontrolable, revela una Investigación de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, en colaboración con la plataforma CONNECTAS y el Centro Internacional para Periodistas (ICFJ, por sus siglas en inglés).
No importa la saña con la cual hayan perpetrado esos crímenes. Las Procuradurías y Fiscalías en México sólo han juzgado como feminicidios a 1 de cada 5 asesinatos de mujeres. Un ejemplo radical ocurre en el estado de Tamaulipas, donde de enero de 2012 a junio de 2016 fueron encontrados los cuerpos mutilados de 50 mujeres, y ni uno sólo de esos casos fue juzgado como feminicidio.
Para las autoridades de justicia tamaulipecas no fue suficiente evidencia que esas 50 mujeres hayan sido decapitadas, desmembradas e incluso en un caso desollada; tampoco tomaron en cuenta seis homicidios con rastros de violencia sexual y menos aún a las 214 asesinadas a balazos. En ese periodo ocurrieron en Tamaulipas 441 muertes violentas de mujeres y sólo una fue tipificada como feminicidio.
Los hoyos negros de los sistemas judiciales en México han sido formados por lagunas legales, protocolos inadecuados para proteger las escenas de los crímenes, investigaciones ministeriales erróneas y, sobre todo, una tipificación de los delitos con penas menores.
Además, México ha puesto la seguridad en manos masculinas. De las 32 Fiscalías y Procuradurías estatales solo dos están en manos de mujeres; Baja California, con la Procuradora Perla del Socorro Ibarra Leyva y Tlaxcala con la Procuradora Alicia Fragoso Sánchez.
Aunque la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia explica que la violencia feminicida es la forma extrema de violencia de género contra las mujeres, en México no existe uniformidad en lo que se entiende por feminicidio.
El Código Penal Federal establece siete circunstancias clave que indican la tipificación de un feminicidio:
Los signos de violencia sexual
Las lesiones o mutilaciones
Los antecedentes de violencia
Que hayan existido una relación entre la víctima y el victimario
Las amenazas o agresiones previas al asesinato
Que la víctima haya sido incomunicada
Que el cuerpo haya sido expuesto o exhibido en un lugar público
Pero solamente 11 de las 32 entidades, es decir apenas una tercera parte de los estados del país, han incorporado esas causales a sus códigos penales: Coahuila, Chiapas, Estado de México, Guanajuato, Hidalgo, Jalisco, Nayarit, Sonora, Tabasco, Veracruz y Yucatán.
Esto explica por qué en Coahuila se especifica que una relación sentimental, laboral de confianza o consanguinidad entre la víctima y el victimario son indicativos de feminicidio, mientras Campeche no lo reconoce así.
Los signos de violencia sexual y las mutilaciones son el único indicativo uniforme en todo el país, pese a eso las Procuradurías y Fiscalías descartan como feminicidios a homicidios que presentan estas características. Un ejemplo es lo que ha sucedido en Tamaulipas.